Aun no logran sembrarme de silencio. JESUS MARIA PEÑA MARIN

AÚN NO LOGRAN SEMBRARME DE SILENCIO
Quiero escribir versos.Quiero construir finas filas de palabrasque como hojas de afeitardonde rozan dejan huella

y al cabo del tiempo puedan decir:

Aquí pasaron los versos de un hombre

que aunque triste

quiso escribir versos

con la dureza y el poder

del delgado acero

que hiere la aspereza.

He recorrido de nuevo

mis no sé cuántos versos

y estoy triste como siempre

más que nunca de saber que siempre

podría mi vida depender

de un verso que nunca encontraré

y que busco en cada esquina;

en cualquier parte que me vean

obsesionado estoy

ordenando sustantivos, verbos, adjetivos

hasta hacerlos versos

poesía para gritar en las plazas y los parques.

No me importa que no encuentre nunca

el verso que busco con afán

el verso que todo lo derrumbe

rasgue las vestiduras

y nos muestre

a todos

lo que somos de verdad;

el verso total

que todo lo diga y lo repita si es del caso

el bloque irreductible de palabras

necesarias marchando en fila india

haciendo de la búsqueda del verso total e irreductible

la esperanza

la meta final de un oficio que no existe

y que alguien tiene que asumir

sufriendo aún lo necesario

todo lo que dice viviendo todo lo que exige.

No quiero morir sin escribir mi verso,

no quiero que mañana al recordarme digan:

No dijo suficiente

no dijo lo que quiso

le dieron miedo los mensajeros de la muerte

y de igual forma murió.

Yo moriré de plomo y poesía

de igual forma que puedo morirme de otra cosa;

la muerte es lo único seguro que acarrea la vida

y me da miedo

pero igual voy a morirme un día

con o sin miedo

de plomo y poesía

o de otra cosa.

Podrían por ejemplo matarme.

Por ejemplo podría morirme

pero soy uno solo

demasiado intrascendente

no pasaría nada;

moriría de ganas de vivir

soy uno solo

y ya han matado muchos

soy uno solo

y no podrán matarnos a todos

ni siquiera casi todos;

están muy muertos

muy impregnados de odio y sinrazones.

No podrán quitarnos mucho nunca

solo algunas vidas

que no podrán ser suficientes.

Yo seguiré buscando mi verso

a mí aún no logran sembrarme de silencio.

Yo seguiré hablando a las plazas y los parques

gritando en mi canto lo que pienso y lo que creo.

Un hombre puede morir en cualquier parte;

vivir implica morir de alguna forma

y los hombres seguirán siendo los hombres

y creyendo en el poder de la palabra

en la vida y en la muerte

en la gente, nuestra gente

inmensa mole de silencio

que comienza a ser rumor

a erigirse en esperanza

la única esperanza

nuestra esperanza construida de silencio

que poco a poco va tornándose

en un inmenso grito

interminable como un pueblo

un grito cósmico

el verso que el día en que yo muera

estaré buscando con afán

el verso irreductible

inevitable como el hombre

y su porvenir libre

inevitable.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s